26 de septiembre de 2010

Cosas que sólo pasan en el Perú



Tal vez el título sea muy pretencioso porque, debo confesarlo, mucho de lo que leerán en realidad se refiere a la ciudad donde vivo, por ello espero que los peruanos residentes en otras ciudades o en el extranjero, sean los encargados de corregirme o ampliar mi limitado panorama mediante sus comentarios, que son siempre bienvenidos.
Con todo, y aún a riesgo de caer en el error, quiero compartir con los lectores de este rincón algunas realidades muy particulares, bajo mi personal punto de vista, y que iré compartiendo en sucesivas publicaciones.


I.- ¡POR LOS CRUCEROS PEATONALES… JAMÁS!
El nuevo reglamento Nacional de Tránsito, y su correspondiente Código, establece ahora multas no sólo para conductores sino también para peatones que infrinjan normas de seguridad, como cruzar vías de alta velocidad sin hacerlo por los puentes peatonales, bajar de vehículos en medio de la pista, o cometer imprudencias varias que puedan ocasionar un accidente. En Lima ya se está realizando la capacitación y difusión del caso, pero a la provincia sólo ha llegado un rumor mezclado con las noticias del festival de la primavera y los muchos comentarios de que éste es el invierno más frío que hemos pasado.

Sin embargo, hay quienes dicen que sería obligatorio cruzar en todos los casos por las esquinas, es decir, por el crucero peatonal, esté o no pintado en la calzada, so pena de multa.  Imagino que nada de eso es cierto, porque si así fuera,  me declaro culpable y reincidente permanente de cruzar por mitad de cuadra, y… ¡qué se atrevan a multarme!

No se trata de andar de subversiva o de promover el desacato a las leyes y normas, sino que dejar sentado que amo mi vida y que mi cuerpo, con sus defectos y virtudes, lo quiero completo y en una pieza. ¿A qué viene esto? A que en países civilizados el ser humano que se traslada caminando (llamado comúnmente “peatón”) es protegido por las normas y tiene la preferencia sobre el vehículo motorizado (supongo que es porque nunca se ha visto que un peatón atropelle a un taxi). Sin embargo, en el Perú el automóvil tiene siempre la preferencia y si convergen en un cruce un peatón y un auto, al fulano de a patita más le vale que le salgan alas o se convierta en Hulk con sus saltos de 20 metros, porque va a tener que salvar su pellejo como sea, porque el carro ni siquiera va a disminuir la velocidad.  

Es por eso que siempre les enseñé a mis hijos que se cruza por la mitad de la cuadra, de modo que tengan una mayor distancia para poder ver si de pronto aparece por la esquina un desgraciado con carro manejando a toda mecha de forma que no deja tiempo más que para saltar como gato a la vereda con una lisura en la boca que ni siquiera termina de salir mientras el desgraciado en mención ya está por la otra cuadra zumbando y asustando a más peatones indefensos. Es verdad que somos un país religioso, pero tampoco es para que andemos rezando cada vez que tenemos que cruzar la pista, y de hecho si lo hiciéramos por las esquinas ya andaríamos apostando la vida. En mi amado país el que tiene el auto es el que manda, y los que andamos a pie... patitas pa' qué te quiero, a correr se ha dicho que la idea es ponernos a salvo, sin importar un reglamento que al fin y al cabo de nada va a servirme si termino en un cajón.

Botón de muestra: hace un par de semanas casi fui arrollada con mi hija menor de edad, mientras cruzaba, en pleno centro de la ciudad, por un crucero peatonal y con  un semáforo con la luz que me autorizaba a pasar, porque una combi (prohibida de ingresar a esa zona de la ciudad) estaba por ahí y luego de reducir la velocidad por el rojo que se anunció frente a ella, decidió que era mejor acelerar y pasar de una buena vez, aprovechando que los transeúntes recién estábamos a mitad de pista. Entre el sonido del motor y la visión del vehículo que se nos vino encima, no pudimos hacer otra cosa que correr para salvarnos. Fue tal el susto que nos pegamos que no me salió ni un grito ni una lisura (muy oportuna y merecida en estos casos) y la presión se me normalizó recién como dos cuadras más allá. Llámenme tercermundista, provinciana, o lo que quieran, pero mientras los automovilistas no aprendan a respetar al peatón, mi primera obligación es mantenerme con vida, y cruzando por las esquinas, reduzco mis posibilidades drásticamente. 

Quienes no me crean,  que se den una vueltecita por la ciudad cruzando por las esquinas, y va a ver cómo: 1) se da cuenta de que es un sistema extremadamente peligroso, rayando en lo suicida, y 2) se vuelve creyente ferviente porque si no es de milagro que termina vivo… no hay otra explicación.

23 de septiembre de 2010

Reflexiones de las 1000 visitas (o la katarsis de una bloguera novata)

El Rincón de la Katarsis superó la barrera de las primeras mil visitas. Como responsable del blog me siento muy feliz, pues es un indicador (no definitivo pero sí de referencia concreta) de que existe un nivel de interés por los contenidos que se publican en él. ¿Por qué es eso importante? ¿Por qué un blog? A fin de cuentas ¿por qué escribir? No acostumbro escribir cosas muy personales, pero creo que hoy me tomaré la licencia respectiva para hacer la excepción y tratar de contestar estas interrogantes.

Supongo que cada bloguero tendrá su propia respuesta; en mi caso este blog supone una alternativa de comunicación abierta y libre (y gratuita, a Dios gracias) que me permite realizarme en cuanto a comunicadora, sin que dicha realización exija un estado determinado de trabajo o de vida.  Es un punto intermedio entre el escucharte a ti mismo levantando tu voz, y sentir que ese sonido es valioso por sí mismo, y el saber que ese grito es compartido con otros seres humanos que encuentran en él algo que alimenta sus vidas. En ese momento, cuando logras llegar a una mente o un corazón,  y eres acogido, comprendido y, quién sabe, valorado, tu existencia como ente transmisor de pensamientos, tiene sentido.

Guardando las distancias, esto me hace recordar la vez en que vi mi primer texto publicado. Tendría 18 años y mandé un artículo sobre el Origen de la Mitología al diario La Industria, de Trujillo, el cual al cabo de unos días salió publicado en la página editorial. Aunque parezca inaudito, en ese momento yo estaba segura de qué quería ser, profesionalmente, pero la emoción que sentí viendo mi artículo en el blanco y negro del papel, me dejó sin habla por varios minutos (y quienes me conocen sabrán que no es algo que suceda con frecuencia).

Luego vendría mi privilegiado, y creo que muy productivo,  paso por las aulas de la Universidad de Piura (UDEP), con un mundo nuevo que abría ante mí, del cual ahora sólo destaco las excelentes clases de redacción de Nancy Salas y esas tardes calurosas cargando mi remington de cuchucientos kilos que debía pasar de una mano a otra para poder llegar a mi  aula sin que se desarmaran y rendir la práctica correspondiente, mientras llegaba el rumor de que en Diagramación querían enseñar el curso usando "computadoras". Un verano, casi al finalizar mis prácticas preprofesionales en el diario El Comercio, de Lima, la sección Cultural publicó íntegro un artículo mío sobre un libro que reseñaba el mundo de los danzantes de tijeras ("Los Dazaq") que mereció una felicitación de la jefa y me proporcionó felicidad sin límites. A partir de entonces ya nada fue igual y mi relación ineludible con el medio escrito estaba sellada.

En los noventa, la revista Sí, en ese tiempo importante medio de actualidad de circulación nacional, gracias al apoyo de Antonio Cisneros, aceptó recibir reportajes míos para su publicación, siempre que lograran la aprobación del caso. Mi primera entrega fue uno sobre las ruinas de Chan Chan y sus invasiones. Cuando me informaron que saldría publicado recuerdo haber ido al kiosco de diarios y revistas una y otra semana hasta que lo vi. Una portada a doble página con una foto a sangre, a todo color, un título inmenso y mi nombre como autora. Esa vez, luego de unos segundos de parálisis, me puse a saltar como loca diendo "¡salió! ¡salió! ¡salió! ¡salió!", ante el asombro de los muchos transeúntes que pasaban cerca mío en esa calle céntrica de la ciudad  y a hora punta.  Era imposible contener la emoción.

He publicado mucho luego de esos tímidos inicios, incluyendo un libro muy mal pirateado en internet y uno que otro premio, sin embargo por fuerza del trabajo que me ha llevado por otros lares, desde la educación religiosa hasta los espárragos y la responsabilidad social, no he escrito cuanto hubiese querido. Pero, afortunadamente, el llamado no cesa, como una voz que espera muy dentro de tu alma, y aunque la relegues al rincón más apartado y trates de no escucharla, se hace cada vez más fuerte a medida que va subiendo escalones, subrepticiamente, hasta tu corazón. Así que aquí estoy, creando este rincón y tratando de que su vida sea útil no sólo para mí, sino que pueda brindar un granito de arena en el disfrute o la reflexión de quienes tengan la oportunidad, tal vez el deseo, por qué no pensar que pueda ser el placer, de pasar por aquí.

Gracias por tu compañía en esta katarsis, y aunque confieso no saber si sea de mucha, poca o ninguna utilidad lo que escribo o publico, para mí es oxígeno puro.

Gracias por permitirme esta ventana a la vida.

22 de septiembre de 2010

Al llegar la madurez

Hace poco recibí un archivo pps con una bella presentación (hermosas fotografías y un fondo de Chopin muy romántico), pero lo más importante fue el contenido del mensaje, y por ello lo reproduzco aquí.
Según la fuente es del brasileño Mario Andrade (1893-1945) http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A1rio_de_Andrade  No tengo el honor de conocerlo ni sé si él será, efectivamente, el autor del texto, pero igual me parece bueno, pues expresa de forma clara y sencilla a la vez lo que estoy segura, sentimos muchas personas.

El valor del tiempo en la madurez
Conté mis años y descubrí , que tengo menos tiempo  para vivir de aquí en adelante, que lo que viví hasta ahora.
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas...Las primeras las comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a llegar a nada verdadero.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas, que a pesar de su edad cronológica no han crecido, porque no quiero seguir lidiando con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde se desinflan egos inflados ni tolero a maniobreros ni ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo y las personas que no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa... no tengo tantas golosinas en el paquete y quiero disfrutarlas...
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores y que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora y que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana y desee tan sólo andar del lado de verdad y la honradez.
La escencia, es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas, gente que con los golpes de la vida aprendió a crecer con toques suaves en el alma.
Sí....tengo prisa....por vivir con la intensidad  que la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me dan....pues estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final,  satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

21 de septiembre de 2010

Una voz para el recuerdo...La dama del soul: Aretha Franklin

Las canciones de la obra musical de Broadway  "Los Miserables" son todas preciosas, y aunque no he visto la puesta en escena, he escuchado varias de las piezas en diferentes versiones.
Me gusta mucho "I dream a dream" de Lea Salonga (http://www.youtube.com/watch?v=gNojZg_mrTg&feature=related), y la inolvidable de Susan Boyle, que sorprendió a propios y extraños concursando en Britains got talent" http://www.youtube.com/watch?v=RxPZh4AnWyk&feature=related.

Sin embargo nunca esperé encontrar una versión soul por nada más ni nada menos que Aretha Franklin,la maravillosa cantante de color que andará rondando los setenta, y que es parte de una era maravillosa de la música contemporánea. El video adjunto nos trae dos canciones unidas en su incomparable estilo: "Freeway to love" y "I dream a dream".

Con ustedes, la Dama del Soul, Aretha Franklin.

20 de septiembre de 2010

Una humilde opinión sobre estas elecciones y la Voluntad Popular

Este blog no pretende ingresar en el tema político, al menos en lo referente a elecciones y/o partidos, sin embargo los recientes hecho en la campaña electoral limeña sí me provocan ofrecer mi humilde opinión.


¿Cuáles son los hechos?  Habiendo dos candidatas principales en la preferencia del público, Lourdes Flores, candidata del PPC-UN (de derecha y entonces mayoritaria) y Susana Villarán candidata de FS (de izquierda), se emite en el programa de televisión "El Francotirador", de Jaime Baily, un audio en el que se escucha a Lourdes Flores una serie de exclamaciones altisonantes, entre ellas : “no se puede aceptar esto, les tiro esta porquería. A mí qué me importa la alcaldía, es lo que menos me importó en mi vida" y  "métanse la alcaldía al poto". El audio en cuestión ha sido obtenido mediante tecnología ilegal, léase "chuponeo". 


Otros audios revelaron conversaciones que podrían sugerir un deseo de manipular las encuestas de opinión. Por tratarse de supuestos no demostrados y que podrían estar sin el debido contexto, los dejo fuera del análisis y me referiré sólo a los primeros).


A resultas de la difusión de dichos contenidos de una Lourdes desbocada y sin el control que suele proyectar en público (contenidos que, por supuesto, fueron replicados por todos los medios de prensa), la opinión pública se ha visto afectada y ahora Susana Villarán está primera en las encuestas y Lourdes muy por debajo, en segundo lugar, lo que unos días atrás no parecía probable. 


¿Qué me parece importante de este tema?  En realidad, este asunto me trae sin cuidado, porque no me espanta que alguien diga semejantes groserías, pensando no ser escuchada más que por su interlocutor, persona de su confianza, y porque desatinos como ese, y otros perores, puede decir cualquiera en un  momento de cólera ¿verdad?. Nada me parece extraño. Lo que sí me saca roncha es que ahora se está movilizando todo un aparato, en el Congreso, especialmente, para legislar de forma que en el futuro se evite "torcer la voluntad popular".


¿¿¿WHAT???


En primerísimo lugar quisiera expresar una idea que espero sea compartida: la voluntad popular se expresa en las urnas. Cualquier ANTICIPO REFERENCIAL  (y una encuesta de tendencia del voto es sólo eso, una aproximación a una probabilidad en el futuro) es sólo un indicador de una TENDENCIA DE OPINIÓN.  Todo puede variar y un resultado en una encuesta no establece un derecho ni una realidad ganada


Torcer la voluntad popular es cambiar ánforas, influir en los votantes antes de que lleguen a las urnas, amenazarlos, etc., para que el voto que estaba DECIDIDO a emitir, no llegue a reflejarse en el resultado final. Todo lo que suceda antes de las elecciones, es parte de un proceso, más limpio o menos limpio, alturado o denigrante, pero que se debe aceptar como una campaña política. ¿La ñora dijo lo que dijo? ¡Sí!. Entonces, a llorar al muro. 


¿Lo que no me parece razonable? El congresista de Solidaridad Nacional, Walter Menchola (que, curiosamente, tuvo sus cinco minutos de fama por acusaciones de inmoralidad y no por temas legislativos y que me pregunto por qué habrá sido lanzado como defensor de esta causa de pobre futuro) ha sostenido que realizarán todas las gestiones necesarias para que tanto el Ejecutivo como el Congreso y las asociaciones de medios de prensa, de canales y demás, hagan lo necesario a fin de lograr una regulación que impida la difusión de este tipo de información. 


El uso de tecnología clandestina e ilegal, que permite este tipo de hallazgos, es un delito y debe ser sancionada, pero en cuanto a la difusión de su contenido, se esgrime como argumentos en contra lo siguientes:

  1. Que no son de interés público, y
  2. Afectan la privacidad del individuo.
En lo segundo estoy totalmente de acuerdo, me guste  o no, pero es cierto. Nadie tiene derecho a chuponear tu teléfono, filmarte en secreto en tu ducha, etc. Pero en lo primero, no estoy de acuerdo.


Interés público y libertad de opinión.
El hecho de que un candidato a un cargo público sostenga que le importa "un comino" dicho cargo... ¿no es acaso de interés público? Bueno....si asumimos que fue un desatino verbal y nada más, no lo sería, ¿pero si no lo fue y expresa su verdadero sentir? ¿La posibilidad de estar siendo sistemáticamente engañados por una posible autoridad no es un tema de interés público? ¿No es nuestro asunto comprobar la transparencia de nuestras principales figuras públicas, más aún si podrían gobernar la ciudad capital de nuestro país y a todos sus residentes? Es cierto que se trataba de una conversación privada, pero el asunto del que trataban no era privado ERA UN TEMA DE INTERÉS PÚBLICO: La Alcaldía de Lima.


Por otro lado, el congresista (¿de motu propio o teledirigido?)  también orienta sus balas hacia Baily (que no es santo de mi devoción), porque en sucesivos programas se dedicó, con laboriosidad y esmero a realizar cuanto comentario fuera necesario para deshacer la candidatura de Lourdes Flores, como una maniobra para "torcer  la voluntad popular". Que Baily ha tratado de traerse abajo a Lourdes, es evidente, pero que eso sea "torcer  la voluntad popular"... ¡Por favor! Eso significaría que si se descubre en medio de la campaña algún entuerto de un candidato que va líder en las encuestas (hijo secreto, bigamia, testafero, etc.) ... no se podría difundir porque sería "torcer la voluntad del pueblo". Es ridículo. 



Desde los albores de la República en nuestro país se han realizado encendidas campañas políticas, como en la gran mayoría de países occidentales, y la sátira ha sido siempre elemento cotidiano. A falta de televisión y audios, existían las caricaturas, que aparecen ya desde el tiempo de la independencia y ni San Martín se librara de ellas! Así mismo muchos "periodistas" han informado desde entonces a los lectores desde la particular postura de su línea editorial. ¿Cuál es la novedad? Ahí están los archi famosos Felipe Pardo y Aliaga (1806-1868), Ricardo Palma (1833-1919), o Manuel Atanasio Fuentes (1820-1889), que sabían decir la vela verde y movían el escenario político del momento, y hoy nadie se rasga las vestiduras por ello. "Campaña política" le llaman algunos, el tema es que cuando afecta a los poderosos, acostumbrados a ningunear a otros, pero acorazados ante lo que dicen los contendientes, la cosa no se puede tolerar. ¡No se paaaasen!  
La voluntad popular no ha sido torcida, señores de Unidad Nacional, lo que se ha torcido han sido sus predicciones, nada más. La voluntad popular está en proceso de conformación y seguirá así hasta el día de la votación , y ese proceso pasa porque cada ciudadano se informe hasta donde la ley lo permite y decidir el voto cuando el elector lo decida y sólo hasta el instante en que se emite en el ánfora de votación. Que debe ser un debate donde primen las ideas y propuestas, nadie lo niega, pero que una cosa no sea negra no significa que forzosamente tenga que ser blanca.  

El diario El Comercio, decano de la prensa peruana, en su página editorial, sostiene que "como un medio de comunicación que ha luchado contra esas formas de espionaje y chantaje de grupos que se venden al mejor postor, se aúna a la exhortación del Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana para contribuir a promover un voto informado entre la ciudadanía y guardar prudencia frente a los audios que en esta campaña municipal parecen estar dando vueltas por Lima en busca de un cartero". Me parece correcto, pero (es de Ripley!!!) al parecer no pensó lo mismo cuando publicó la transcripción de los audios!!!! (http://elcomercio.pe/noticia/640440/jaime-bayly-difundio-dos-nuevos-audios-conversaciones-telefonicaschuponeadas-lourdes-flores) ¿En qué quedamos? ¿Publicar está bien o está mal? Indeciso el diario...
Nos guste o no, la autoregulación es lo único que nos garantiza que no exista coacción y se faciliten el autoritarismo.  Y más adelante el diario afirma que "el respeto a los derechos de las personas al honor, a la buena reputación y a su intimidad es deber de todos los peruanos según la Constitución, sean o no miembros asociados a ese organismo de autorregulación periodística". Por supuesto es que así, pero yo me pregunto por qué es ofensivo a la dignidad de alguien el que le repitan lo que esa misma persona ha dicho...¿?
El chuponeo es un delito y debe sancionarse, investigarse, etc., y con rigor, para tratar de eliminarlo de las prácticas de nuestra sociedad, pero tener la potestad para decir lo que uno piensa, de forma decente y sustentada en hechos, es parte de nuestra bien ganada libertad de opinión. ¿Acaso Lourdes no ha dicho de la A a la Z a la Villarán, y en su oportunidad a Alan, a Ollanta y a cuantos contendientes ha tenido en su carrera política?  ¿Es amnésica ahora? 
Las ideas se deben refutar con ideas, los hechos con hechos. Y las leyes, que busquen el bien de la mayoría cuando la mayoría es afectada, y no al revés.

¡Y que sigan la campaña!
Más info en :
http://lamula.pe/2010/09/21/matices-por-cesar-hildebrandt/4572
http://gestion.pe/noticia/639572/villaran-repudiachuponeo-lourdes-flores
http://elcomercio.pe/noticia/640593/companias-telefono-puede-recibir-sancion-si-se-determina-su-responsabilidad-chuponeo
http://www.larepublica.pe/politica/20/09/2010/candidatos-alcaldia-de-lima-de-acuerdo-en-detener-guerra-sucia-0

6 de septiembre de 2010

Lo políticamente correcto

León Trahtemberg escribió hace poco en su artículo “Censura en los textos escolares”, que en los libros norteamericanos para escolares hay una serie de omisiones lingüísticas en previsión de posibles conflictos con grupos diversos (las feministas, los negros, los judíos, los vendedores, los pacientes de tal o cual enfermedad, etc.). El caso es tal que se recurre a exagerados eufemismos  como  “agente de ventas” en lugar de vendedor,  “individuo con alcoholismo” en lugar de decir alcohólico, o “persona de mayor edad” por no decir anciano. 
¿Qué pasó? Que ahora es más importante que algo sea políticamente correcto a que sea cierto, claro y concreto.

Realmente me parece que se está perdiendo la dirección en el maravilloso y  pluscuamperfecto país del norte. Como decían las abuelas: la leche clara y el chocolate espeso. No sé cuánto tiempo, esfuerzo y horas hombre haya tomado lograr que existan tantas consideraciones al momento de planificar y redactar los textos educativos, pero de hecho debió usarse ese capital humano para temas más de fondo. Si seguimos en ese sendero de estupidización lo siguiente va a ser que a grandes ladrones se les llame “especialista en la sustracción de la propiedad privada” y  a asesinos en serie “eliminadores voluntarios ad honorem”.
Coincido con  Trahtemberg  en que es ridículo que existan tanta especificaciones y eufemismos, que no tendrían por qué considerarse controversiales, si se cuida que el contexto sea el correcto, pues con ello están “eliminando temas que tendrían gran interés para los futuros ciudadanos”.  Y pensando en ello  me pregunto si será un error o una gran movida política de quienes quieren eludir ciertos temas y que “sin querer queriendo”  queden en el pasado sin memoria. No lo sé…
Haciendo un ejercicio de imaginación desbordada pienso: ¿y si trajéramos esa situación al Perú? Pues de seguro habría algunos interesados en que no se hable de “matanzas”, porque la palabra es hiriente y exacerba el odio, y  por lo tanto se borre toda mención a Barios Altos y La Cantuta. O que se perciba “insultante” hablar de los delitos prescritos de nuestro Presidente, y por lo tanto no se hable más del tema (aunque haya tinta por containers sobre el asunto). A ese paso hasta Vladimiro Montesinos reclamaría que se le sindique como “corruptor” y debería figurar como “Asesor con habilidades especiales”  y a la famosa Sussy Díaz debería registrársela como “congresista innovadora en asuntos de publicidad”. El mundo al revés.
En el citado artículo se indica una relación de temas espinosos que deben evitarse como “conflictos con la autoridad, personas controversiales, crímenes, emborracharse, gente que fuma o se droga,  alimentos que engordan o chatarra”. ¿Qué? ¿Acaso eso no conforma la realidad cotidiana en la que se desenvuelve la sociedad? ¿Se trata del mismo planeta o me mudé y no me di cuenta?  Para Trahtemberg  “la derecha aspira a recuperar el sentido de la familia ideal feliz del pasado, en la que no hay divorcios ni conflictos, y que va semanalmente a la  iglesia”, mientras “la izquierda es militantemente feminista, secular, liberal  y busca el igualitarismo en las relaciones sociales, sin jerarquías ni alusiones a grupo dominante alguno”.  Es cierto que la educación es una de las más poderosas influencias en una sociedad y debe ser cuidada profundamente, pero este enfoque arbitrario y artificial no puede conducir a nada bueno.
Lo preocupante no es sólo el daño que le hará a su sociedad sino que, más tarde o más temprano nuestros países terminarán  importando el modelo gringo como hacemos siempre (sobre todo con modelos que no funcionan). No falla.

3 de septiembre de 2010

Las madres de Mayo y el Premio Nóbel










El día de ayer un grupo de mujeres trujillanas firmamos un documento de adhesión a la nominación de la Asociación “Abuelas de la Plaza Mayo”, de Argentina, al Premio Nóbel de la Paz. Fue una reunión sencilla y alejada de los flashes y las cámaras que seguramente andaban a esa hora persiguiendo a algún político que reinventa las antiguas mentiras de siempre para ganar el voto de los desmemoriados. ¿Quiénes convocaban? Teresa Guerra García de Rodríguez Nache, Abogada, dama de la política, las letras y la lucha por todo lo digno y justo, especialmente si afecta a las mujeres; Azucena Cava Moya, Doctora en Educación y Abogada, Presidenta del Instituto de la Mujer - La Libertad , fundadora de la primera Comisaría de la Mujer " e integrante de la Organización Mundial para las Familias,  y Carmen Salazar Cortegana, Presidenta del Centro de Promoción de la Mujer del Norte (CEPROMUN), y primera presidenta del Consejo Regional de la Mujer. La asistencia fue escasa pero, precisamente por ello, más valiosa.
El objetivo de la reunión fue transmitir el mensaje de justicia y fraternidad que debe convocar  esta nominación que le da un lugar de privilegio a este grupo de madres, hoy ya abuelas, que por 34 años vienes luchando de manera pacífica por los derechos de las familias afectadas por el genocidio del gobierno militar argentino (1976-1983) en el que se calcula un aproximado de 30,000 desaparecidos.
Como muchos saben, pero otros no, durante la dictadura militar que dominó el destino de los argentinos  tras derrocar a Isabel de Perón, se estableció  lo que se conoció como el Proceso de Reorganización Nacional, que no fue otra cosa que una forma sistemática de eliminación masiva de miembros de la oposición al régimen militar (activistas de izquierda y de pasadita todo lo que en ese momento cayera en sus manos). Con saña e indiferencia por todo derecho de la persona, desaparecieron a hombres y a jóvenes, a varones y mujeres, e incluso a niños en los Centros Clandestinos de Detención (CCD) para luego asesinarlos. Se cree que en su mayoría, luego de la tortura respectiva (llámese “técnicas especiales de interrogatorio”) los cuerpos fueron echados al mar desde aviones del ejército, para evitar que algún día se encontraran y hubieran pruebas del asesinato.
Este sofisticado procedimiento incluyó el “uso” de los hijos de los detenidos (los robados, los que nacieron en cautiverio y hasta los que fueron extraídos del útero de sus madres) quienes fueron a parar, con documentación en regla fraguada por el gobierno, por supuesto, a familias extrañas, creciendo sin saber que sus apellidos, su sangre y su herencia, es otra. Se calcula en más de 500 los niños que corrieron esta suerte.
Las madres, hermanas,  y familiares de estos jóvenes clamaron por meses y años por calles y plazas, en las comisarías y centros militares, sin encontrar otra respuesta que el insulto, la agresión o la indiferencia. En otros casos fueron a su vez detenidas y eliminadas. Por ello, después de reunirse a protestar y clamar por sus hijos cada jueves en la plaza de mayo, cosa que siguen haciendo hasta hoy, decidieron luchar por encontrar a los hijos de sus hijos, y devolverles la oportunidad de conocer a su verdadera familia si así voluntaria y libremente lo solicitan.
La suya es una tarea paciente, llena de amor infinito, aunque no siempre comprendida, realizada en el marco de una organización civil de defensa y promoción de los Derechos Humanos. Su línea principal es la lucha contra la impunidad y la desarrollan a través de una maravillosa y prolífica labor de difusión, comunicación y educación, además de esta tarea titánica de búsqueda de hijos perdidos en medio de una barbarie y que hoy pueden reencontrarse con los suyos  en un clima de paz.
A Febrero de este año 2010, han recuperado más de cien nietos y gracias  a su gestión incansable se ha fundado la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CoNaDI)  que es la que realiza las investigaciones de origen, de modo confidencial, en base de documentos, primero, y si es necesario, con investigación genética, mediante el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), creado como fruto del trabajo indesmayable de estas mujeres.
En Argentina (y otros lares) estas abuelas gozan de la simpatía de muchos y también tienen muchos detractores, porque es imposible extraer esta lucha de una postura política, y en medio de ello está todo. Mientras para unos son grandes, para otros son una locas de porquería (viejas de mierda les han llegado a decir) que se deben ir a su casa y dejar en paz a los demás (me pregunto ¿quiénes serán los demás?).  Se les acusa de viajar por el mundo y de ser amigas de tal o cual político y todo se convierte así en un tema muy politizado y espinoso, aunque el trabajo esté ahí, al alcance de los ojos. 
Imagino que más de 34 años de lucha encarnizada por  recuperar a las víctimas de semejante carnicería, por vías de la súplica, la protesta pacífica y el sacrificio voluntario, hacen difícil mantenerse “apolítico”. ¿Usted podría hacerlo? ¿Podría ver cómo secuestran a su hijo universitario  y ver que pasan los meses y los años y que nunca volvió y seguir indiferente al acontecer político de su país? ¿O saber que su hija embarazada que fue detenida y nunca más volvió pero que ese hijo o hija tal vez esté creciendo del otro lado de la sociedad sin saber que tiene una familia que lo espera, y echar eso al olvido? Yo lo creo muy poco probable. Al menos yo no podría.
Pienso que tanto dolor, tanta sangre y tanto sufrimiento se pudo volcar en muchas formas y en muchas cosas, entre ellas la venganza y la violencia, pero estas mujeres han volcado todo ello en un trabajo de unión,  de recuperación, de justicia y de paz.  Creo que el hecho  de que  tal o cual político le de subvenciones o no (que las tienen, sí,  y lo publican)  o de que digan  lo “políticamente correcto” en sus manifestaciones (¿correcto según la perspectiva de quién?) no debe ser razón para desconocer el sacrificio de tantas madres por más de treinta años. Al menos, creo que han hecho más de lo que muchos “correctos” políticos han hecho por sus propios medios.
El trabajo de estas mujeres es, a mi juicio, un ejemplo de lucha y sacrificio en el mundo, y eso no cambiará.
La postulación de las Abuelas al Premio Nóbel se realizó en el pasado mes de enero y recién en octubre se conocerán los resultados. Este año existe la mayor cantidad de postulaciones recibidas a la fecha: 237 nominados.
Mayor información sobre el tema en: