31 de diciembre de 2012

Desiderata


Ad portas del nuevo año, más que llenarlos de reflexiones y buenos deseos, prefiero compartir con ustedes este video que nos trae la conocida canción-poema grabada por el actor mexicano Jorge Lavat,. Todo un clásico de los '70.
"Desiderata" (vocablo que proviene del latín, que significa "cosas deseadas") originalmente fue un poema que que data de 1927, y perteneció a Max Ehrmann. Fue publicado por primera vez en 1948 por su esposa, luego de la muerte del autor.
Su contenido es muy simple, pero potente a la vez, en su capacidad de declarar principios de armonía y superación,  tan válidos hoy como hace 80 años.
¡Feliz 2013, amigos del Rincón de la Katarsis!

19 de diciembre de 2012

La caca y el fin del mundo


¡Es el colmo! Después de gastar mi tiempo en desmentir a las rusas mafiosas que pusieron a todos de vuelta y media  (http://elrincondelakatarsis.blogspot.com/2012/09/mejor-nos-quedamos-como-estamos.html) y hacer otro tanto sobre el famoso Salto Cuántico (http://elrincondelakatarsis.blogspot.com/2012/11/el-salto-cuantico-el-mas-reciente-hoax.html), ahora la crisis es tal en algunos países que la gente está vendiéndolo todo para refugiarse en las montañas, deja su vida y su trabajo, le dice de todo a su mujer, su jefe y a toda la gente que está harta de  aguantar, y hace tonterías por doquier porque entiende que el 21 todo manca (caput, finito, it´s over, se acabó, o como le diría a mi nieto: ¡apa!).
En muchos países, cuándo no, han aparecido vivazos que se aprovechan del pánico de formas diversas. Unos han organizando sectas para recibir la nueva era y ser salvo (salvarte), y en muchos casos utilizan medios violentos para convencer a sus seguidores. Una vez "convencidos" para ingresar, los interesados (que no son pocos) deben venderlo todo y darle el dinero a la secta. ¡Qué tal negociazo! De seguro el 20 de diciembre no encuentran por ninguna parte al gurú ni a su sombra. Otros están usando todo el marketing del momento que captar seguidores que de una u otra forma, luego se las ingeniarán para retener. Sin embargo no todo es para reír, pues algunas personas con precario equilibrio mental, en este caos pierden la poca cordura que les queda y hacen barbaridades, como un hombre chino que ingresó a una escuela e hirió a muchos alumnos, porque... el mundo se va a acabar.
En un sitio web leo que Rigoberta Menchú, líder indígena guatemalteca y Premio Nobel de la Paz, en reciente conferencia sobre la cultura Maya, tan mencionada últimamente pero me pregunto si igualmente estudiada, dijo que ha ganado "la ignorancia y el sensacionalismo", quejándose de que se esté  manipulando tan groseramente una cultura importante que requiere respeto". Y es verdad, todos se quedan con los titulares, las frases a medias, pero no averiguan más. Si no eres de esos... ¡sigue leyendo! (Y si acaso sí lo eres...¡también sigue leyendo!).
El Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha realizado diversos pronunciamientos en ese sentido, afirmando que los mayas “nunca dijeron que habría una gran tragedia o un colapso del mundo en 2012, pues ellos no pensaban de esa manera”.
En Estados Unidos la NASA (que debe estar hasta el totorrete con este tema) en Conferencia de Prensa aclaró, una vez más, estos asuntos de los mayas y el fin del mundo. dejando ver cosas que por absurdas no podría nadie creerlas, pero... las cree. Entre otras, dijeron que los mayas  indicaron el fin de un ciclo en el tiempo (una era o etapa) no del mundo, y que si un planeta fuera a acercarse a la Tierra, se convertiría en el objeto más brillante del cielo, y si el sol nos fuera a quemar, los satélites ya se habrían dañado... ¿lógico, no? Las preguntas las pueden ver en: http://www.elnuevodia.com/lanasadesmienteelfindelmundo-1410964.html.
Parte de la paranoia está alimentada por películas que en el cine y la tv fomenta el miedo y la ignorancia. Puedes ver un recuento en: http://www.vanguardia.com.mx/elviernesfindelmundo;2012ymalasconcepciones-1443082.html.
Lo cierto, y que es el punto de partida para tanto suceso, bueno y malo, es que el calendario Maya, una maravilla de su tiempo, se basa en eras, y una era maya se compone de 13 ciclos, cada uno denominado B'aktun, y concluye cada 5.125 años, que es lo que estaría por concluir. La civilización maya, que vivió aproximadamente 3,000 años, es una cultura tradicionalmente relacionada con México, pero que en realidad abarcó el área que actualmente ocupan Guatemala,  Honduras, El Salvador, Belice y el sur de México. Sus

Al igual que otras civilizaciones mesoamericanas, los mayas utilizaron un sistema de numeración de base vigesimal y tuvieron el concepto del cero, posiblemente cincuenta años antes de Cristo. Su desarrollo en el campo de la Astronomía es impresionante; realizaron precisas observaciones de los movimientos de la Luna y los planetas, así como de la duración del año solar.
Es terrible constatar una vez más, que sin educación (y no me refiero a los cursos escolares sino a LA FORMACIÓN DEL CRITERIO Y EL DESARROLLO DE LA CAPACIDAD PARA RAZONAR, la humanidad podrá avanzar mucho tecnológicamente, pero socialmente seguirá atrasada y con serios problemas, consecuencia de este grave desequilibrio: tenemos grandes posibilidades en tecnología, pero no sabemos usarlas, porque tenemos la cabeza llena de caca (excremento, heces, pufis, popó, o casi internacionalmente: mierda).
Entre tanta estupidez, encontré una imagen con un texto que no puede más que hacerme sonreir y comparto porque me parece muy oportuno: "No tengo miedo de que se acabe el mundo, tengo pánico de que siga igual". Sin comentarios.


Más información en:
http://www.lanacion.com.ar/1538285-en-china-el-miedo-al-fin-del-mundo-genera-trastornos-y-negocios
http://www.jornada.unam.mx/2012/12/19/opinion/023a2pol
http://vidayestilo.terra.com.ar/profecias-mayas-del-fin-del-mundo/fin-del-mundo-faltan-2-dias-explosion-cosmica,d4209c20cf0bb310VgnVCM3000009acceb0aRCRD.html
http://mexico.cnn.com/salud/2012/12/18/el-miedo-al-fin-del-mundo-en-china-usado-por-unos-temido-por-otros
http://www.elnuevodia.com/lanasadesmienteelfindelmundo-1410964.html
http://www.vanguardia.com.mx/elviernesfindelmundo;2012ymalasconcepciones-1443082.html

17 de diciembre de 2012

15 de diciembre de 2012

Navidad: una fiesta para vender y comprar

El año pasado escribí sobre una experiencia espantosa en una radio local, que creó un spot en relación a la Navidad, que ofendía a los católicos, por sus insinuaciones incómodas sobre la Virgen María (http://elrincondelakatarsis.blogspot.com/2011/11/sobre-el-comercial-de-la-virgen-y-papa.html).  Ha pasado todo un año y nuevamente tengo en mi reproductor a Josh Groban y Andrea Bocelli cantándome canciones navideñas todo el día, mientras en las calles se vive el ambiente propio de estos días, para beneplácito de quienes tienen comercios propicios al consumo navideño, y tristeza de quienes quieren regalar una sonrisa y terminan endeudándose hasta el cuello.
Esta vez no voy a hablar del sentido espiritual que debiera tener la fiesta, para quienes creemos en Jesús, porque es un tema de creencias y principios, mucho más extenso y profundo, sólo quisiera tocar lo referente al exhorbitante consumismo que se desarrolla en estas fiestas (y otras como el Día de la Madre o el Amor y la Amistad, también llamado de San Valentín), porque veo en ello un ciclo casi interminable en el que alternamos alegría y sufrimiento, como si no tuviéramos opción alguna. Lo preocupante, en mi modesta opinión, no es que el sector comercial del mundo occidental (desconozco cómo se maneja el tema en los países orientales que mantienen en mayor vigencia sus tradiciones) aproveche todas las estrategias que el marketing pone a su alcance para su mayor desarrollo y beneficio económico, sino que como sociedad caigamos en masa en el cuento y hagamos cosas sólo porque sentimos que estamos en obligación de hacerlas. ¿Por qué? Porque a través de los medios de comunicación te llegan los mensajes de lo mucho que puedes (¡y debes!) tener, ya que si no lo haces estás mal, fuera, o eres indiferente con "tus seres más queridos" y otras tonterías similares. Con regordetes papanoeles de sintética barba blanca y coloridas guirnaldas que nos hablan de pinos y cipreces pese a que en nuestras ciudades esos árboles sólo existen made in China, la publicidad navideña es una maquinaria poderosa y asfixiante, en todos los rangos de la escalera socioeconómica.
"Tienes, luego existes", parece ser el lema de esta era postmodernista en la que los niños son blanco fácil de la publicidad, pero en la que los adultos no nos mantenemos al margen y caemos con la misma facilidad en lo que se ha dado en llamar "el sistema", y eso me resulta triste, extremadamente triste.
Estaba pensando en ello cuando me puse a ver con mi familia un capítulo de la genial serie Star Trek (Next Generation), creada por  Gene Roddenberry,  "Where silence has lease" (la traducción precisa se me escapa), en el cual el "Entreprise" se encuentra con una extraña forma de vida que no puede ser detectada por sus sensores pues es una "nada" según nuestra forma de percibir. Esta especie de "vacío" no sólo los retiene dentro de su "entorno" sino que se dedica a examinar la nave y a sus tripulantes por pura curiosidad, matando a uno de ellos en el proceso. Luego de intentar hablar con él sin mayor éxito, el capitán considera que, dado que no tienen ninguna capacidad de combate contra esa forma de vida que está decidida a aprender de ellos como nosotros con ratones de laboratorio, lo único aceptable es la autodestrucción. Inician el conteo regresivo, y entonces, al ver que no puede obligarlos a ser parte de su "estudio", la "nada" los libera y deja en libertad.
Recordando aquello pienso que a veces las personas sentimos que "el sistema" es algo omnipoderoso y no podemos nada contra ella, cuando lo sencillo es, simplemente, dejar de jugar su juego.
En un punto de la Historia muchas personas sintieron que la Iglesia los manipulaba y se alejaron de la religión para evitar esa forma de control o dominio, con todas las consecuencias de tamaña decisión, pero ahora han pasado a ser controlados y dominados por poderosos grupos económicos que los manejan como títeres en su exclusivo beneficio. ¿Cómo? Haciendo  que compremos lo que no necesitamos, pero, más aún, dejándonos la sensación de que es eso lo que queremos. Los gurús del marketing han estudiado hasta el último recurso psicológico para manejarnos a través de sus comerciales, canciones, vitrinas, diseño de tiendas, colores, logotipos, sistemas de ventas y muchas otras estrategias en las que caemos como gorriones creyéndonos gavilanes.¿Libertad?  Ni por el forro.
Es claro que la única salida, como lo vio Jean Luc Pikard, es dejar de jugar el juego de esta fuerza que nos atrapa y, sin necesidad de oponer resistencia, decir: hasta aquí.  La pregunta del millón es: ¿quién se anima?