25 de noviembre de 2012

La vida en la era A.F. (Antes de Facebook)

Como millones de personas en el mundo entero, yo tengo una página de facebook que me sirve para ver a mis parientes en el otro lado del globo, para disfrutar del crecimiento de mi nieto, que vive en otra ciudad, y publicar eventualmente algunas ideas o acontecimientos que me parece positivo compartir con amigos o familiares. Sin embargo, he caído, como tantos, en la trivialidad del medio, en el paseo por la vida ajena (=muros de mis contactos) y me he detenido a pensar. ¿Por qué nos interesa tanto que nos miren y nos den su aprobación? (disfrazada de "me gusta" o comentarios).
Parece que el mundo hubiera cambiado mucho, cuando somos nosotros los que estamos alucinando y produciendo un cambio social... tal vez innecesario. Ya publicamos un post tiempo atrás sobre la Nomofobia o terror a estar sin móvil (celular) o interconexión de algún tipo (http://elrincondelakatarsis.blogspot.com/2011/09/la-tecnologia-ayuda-pero-la-factura-no.html) y debe ser un problema de seguro en aumento. Pero la cosa no para ahí.

¿Cómo era el mundo A.F? (A.F.=Antes de Facebook)
  1. A.F. nuestras noticias cotidianas, y las importantes también, generalmente eran compartidas entre los amigos más cercanos y la familia. Uno controlaba lo que se compartía y a quiénes. Hoy se enteran tus amigos, tus conocidos, tus compañeros de trabajo (porque ya te pidieron que los aceptes y cómo vas a decirles que no...!) y , obviamente, los contactos de todos ellos que lo ven en el muro de su amig@. ¡Vivimos en una vitrina!
  2. En aquel tiempo nuestros pensamientos tontos se solían quedar en nuestra cabeza, pues no tenía mucho sentido hacer público las intrascendencias que a veces a todos nos asaltan.  Hoy mensajes como "Tengo hambreee!!!",  "Aburrida...", "Hoy toca cine", "Es hora de un ceviche", "Tengo sueño" y mil sandeces del mismo tipo invaden nuestros muros.... y lo más triste es que sentimos que debemos responder algo ante tanta trivialidad!!!
  3. Antes de FB el amor era de la pareja, de la familia, algo privado y cuidado. Las declaraciones tenían un gran valor porque tenían su momento y su lugar; eran algo especial. Hoy la miel se chorrea por nuestros teclados y las parejas son más proclives a declarar públicamente su amor que actores de hollywood: "Te amo, mi rey, lo eres todo para mí, no me cansaré de decirlo". (Me parece regio tanto afecto, pero no sé porqué todos tenemos que enterarnos... cada vez que les da por hacer publicidad amorosa!!!) 
  4. Cuando alguien viajaba le enseñaba las fotos de su viaje a sus amistades más cercanas, en su casa, mientras contaban su experiencia (con cafecito incluido, por supuesto). Hoy cada que alguien saca los pies de su provincia toooooodo el universo se tiene que enterar y con todo detalle. Foto por foto (escoger unas cuántas debe ser considerado una tacañería, seguramente).
Podría seguir mencionando ejemplos y recuerdos de esas bellas épocas (hace sólo diez años atrás!) en las que vivíamos más hacia nosotros y menos para el escaparate social de las redes, cuando socializar significaba conocer a alguien y compartir tiempo y actividades con ella, pero creo que la idea estará clara para quienes son nuevos en la vida y para quienes ya se han olvidado de cómo era la cosa A.F.

Al final, es un tema de privacidad y de su importancia social
Si bien las redes sociales permiten configurar muchos aspectos de la privacidad del usuario, la mayoría no posee el nivel adecuado para hacerlo, o hacerlo eficazmente. Uno debiera poder definir hasta qué grado se desea que la gente sepa acerca de ti y de tus actividades, pero es difícil, no hay mucha difusión y mucha gente no lo hace. Por eso el dicho: “Ojos que no ven, Facebook que te lo cuenta”.
La gran pregunta es.. ¿por qué queremos compartirlo todo, publicarlo todo? ¿Por qué la vida tiene que ser pública? Y la respuesta no la sé.
Cuando la hija de una amiga se inició en FB un día publicó una foto de su niñez, que para su mamá era preciosa pero que quería guardar en el entorno familiar. Cuando le dio su opinión, la hija le respondió que "la foto era suya y que ¿cuál es el problema?". Personalmente detesto esa pregunta, pues esconde muchas falsas creencias y "engaña-muchachos".  El que algo no sea un "problema", no significa que por ello pueda o deba ser realizado. ¿Cierto? 

Un fenómeno global
No soy ajena al hecho de que Facebook es el fenómeno de redes sociales más grande e importante (dicen que supera los 900 millones de usuarios y sigue creciendo, lo que de por sí es un indicador de su importancia para igual número de personas, y eso no es moco de pavo) pero sí creo que de lo que se trata es de recuperar la idea de "comunicación social", que se nos está yendo de las manos.
¿Realmente las redes nos ayudan a comunicarnos más? No estoy muy segura. Que nos mantiene en contacto con otros y en la vitrina de otros, que ven nuestras trivialidades cotidianas día a día, sí, es un hecho innegable, pero, ¿eso es comunicarnos con otro ser humano?
En Medioesfera (http://mediosfera.wordpress.com/2010/02/26/el-impacto-de-facebook-en-nuestras-relaciones-sociales/) se apunta, respecto al crecimiento vertiginoso de este fenómeno (FB)  que "el gran crecimiento que ha tenido también se refleja en nuestra forma de relacionarnos, y en la juventud de esta década ha tenido una influencia tan grande que no puede ser medible. Ha cambiado la manera de comunicarnos, la manera de llevar a cabo relaciones amorosas, y ha influido en cierta forma en la pérdida de nuestra privacidad, entre otras cosas". En estos años se han realizado muchos estudios sobre las consecuencias de la presencia de estas redes sociales en la vida cotidiana de los usuarios, pero lo que me interesa más, es la causa de este nuevo modo en que las personas ven su necesidad de comunicación. 
Un ejemplo: El hecho de que el estado sentimental sea un elemento principal en el perfil, porque permite declarar la situación personal y eso resulta muy valioso para las personas, sea porque acaban de iniciar algo, porque quieren publicar si es algo sólido o sólo "es algo complicado", o porque así anuncian su ruptura (a veces a la pareja misma) es... ¡de locos!

Para pensar un momento
Podríamos hacernos algunas interrogantes que puedan ayudarnos a ver las cosas más detenidamente.
¿Por qué quiero ahora que el amor de mi pareja sea algo público y por todos conocido? ¿qué busco con ello?
¿Por qué me interesa que aspectos de mi vida familiar no se queden en la familia?  
¿El que salga en una foto me autoriza a publicarla aunque otros se sientan mal?
Tengo 300 contactos pero...¿tendré 300 amigos?
¿Publicar mucho y ser muy activo en FB (o en la red social que sea) me asegura ser más comunicativo?
¿Mejora REALMENTE mi vida el participar de una red social como lo estoy haciendo?
Éstas y otras preguntas son saludables, siempre y cuando podamos responderlas honestamente. 

¿Necesidades ocultas?
Una nota publicada por RPP (http://www.rpp.com.pe/2010-09-10-adictos-al-facebook-son-narcisistas-e-inseguros-revela-estudio-noticia_294167.html) afirma, según un estudio realizado en Canadá, que "aquellas personas que actualizan constantemente su perfil en Facebook y no pueden dormir sin ver los últimos comentarios que publican sus amigos, son narcisistas e inseguros". Tal vez todos tenemos algo de eso, y habría que verlo con cuidado, con miras a mejorar nuestra salud emocional. 
Al respecto, un estudio realizado por un grupo de investigadores de la >Universidad Iberoamericana de México (http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/1339/133915936002.pdf) indica que "el hecho de pasar más tiempo dentro de las redes sociales (como Facebook), no significa que las personas aumenten su interacción social,  ni su autoestima y ni que obtengan mayor satisfacción en sus relaciones, pues el elemento esencial de la socialización y del proceso de comunicación se encuentra en la calidad de las interacciones del sujeto, así como en su personalidad y en la capacidad que tiene para captar la del otro". OJO. 
La moderna tecnología ha facilitado al interconexión de una manera inimaginable unos pocos años atrás, y ahora con tener un smartphone o un blakberry, tienes las redes al alcance de tu mano. Todo está servido.

El gran negocio tras las redes
Y claro, me dirán, todo tiene que ir cambiando con el tiempo, es ley de vida. Y sí, estoy de acuerdo, pero cuando el cambio viene de la mano de un fulano cuyo objetivo único es hacer plata por sobre todas las cosas, ya me parece que debiéramos analizar un poco el tema. Y es que hay un gran negocio detrás de todo esto, y muchos ni lo sabemos.
Es paradójico, pues encima de que hemos perdido la privacidad de nuestra vida, participar en las redes nos hace más vulnerables, en términos de seguridad, y más víctimas del consumismo. ¿Cómo? Muy fácil.
  1. Los juegos de FB (sí, esos divertidos y bonitos que a todos les encantan y de los que tengo decenas de invitaciones que no pienso aceptar) te piden autorización para acceder a tus contactos y a tus datos de correo . Al aceptar, les estás abriendo la puerta a la información de tu vida y la de tus amigos.
  2. Un estudio sobre Seguridad de Menores en la Red (de la empresa informática Panda Security) afirma que 1 de cada 3 adolescentes afirma haber contactado con desconocidos a través de Internet, el 99% por una red social. 
  3. Menos del 50% de los padres conoce sobre la vida de sus hijos en las redes (http://www.hola.com/ninos/2010062319205/adolescentes/consejos/facebook/)
  4. Existen muchos programas que aprovechan la información de nuestros perfiles, como usuarios de Fb, para su estrategia de marketing, es decir, para vendernos más y ganar (ellos) mucho dinero. Likebutton, Kurrently, Booshaka y otros, son sitios que permiten ver é sitios ven los jóvenes, cuáles son sus intereses, a qué o quién le dan más "me gusta", y todo en tiempo real! Finalmente, todo es negocio. Una vez más... el vil dinero. 
Hay mucho , mucho más, pero... lo dejo aquí, con un pedido: Pensemos. 
Una vida en vitrina ¿es una vida más feliz? 
Comunícate... ¡con quienes realmente te importa hacerlo!

3 comentarios:

  1. Mmmmmm...me parece super interesante todo lo dicho, estoy de acuerdo que tener 300 en el facebook no es tener 300 amigos, es claro que todo tiene un fin de marketing y ventas bajo la vision de una red social, sin embargo pienso que como en muchas cosas no todo es blanco o negro, la vida esta llena de grises. Sobre los temas del estudio en Canada personalmente no me siento una persona narcisista u otros en gran nivel, hay que tener en cuenta que tambien hay estudios que dicen que la raza aria es superior.
    Creo humildemente que existe grises en este tema, que es una gran herramienta para muchas cosas, por ejemplo a mi me ha ayudado mucho con mi proceso de adopción.
    Felicito que hayas tocado un tema tan importante ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Mil gracias por tus comentarios! Te diré que estoy de acuerdo contigo, de hecho yo también creo que el medio, como herramienta, es muy útil, nadie lo duda, y sirve a miles de propósitos valiosos.
    La idea del escrito no es determinar algo al 100% o establecer hechos irrefutables, pero sí brindar un punto de diálogo y reflexión para ver hasta qué punto controlamos, de forma consciente y responsable, nuestra actividad en las redes, o hasta qué otro se desarrolla en nuestro interior un mecanismo inconsciente que nos lleva por delante sin darnos cuenta casi.
    En el universo de usuarios de una red social, como en cualquier parte, hay de todo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el tema no sólo es válido, sino que en muchos espacios se habla de una "dependencia" psicológica a las redes sociales (una especie de facebookdependencia!!), lo que es bastante preocupante.

    Adjunto tres enlaces con información al respecto. El primero es del diario El Comercio, el segundo de Universia, y el último es de un sitio español.

    http://blogs.elcomercio.pe/trescero/2011/02/post-3.html

    http://noticias.universia.edu.pe/en-portada/noticia/2011/03/01/795962/tips-dejar-dependencia-facebook.html

    http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/13030

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son valiosos.
¡Comparte tus ideas con nosotros!