20 de marzo de 2013

En Trujillo...con paraguas

Hoy mi hija salió hacia su colegio usando un paraguas, porque la lluvia, que llevaba cayendo más de cinco horas, no paraba. Y no fue la única, pues vi por la calle varios casos similares. Algo inaudito en mi ciudad (Trujillo). Y preocupante también. Para mi familia se trata de solucionar alguna acumulación de agua por aquí o por allá, o salir de casa con un paraguas, pero quienes no tienen estructuras adecuadas, la están pasando realmente mal.
Trujillo en plena lluvia

Nuestra ciudad no está en absoluto adecuada a un clima lluvioso, que parece ser lo que nos espera, y mientras los alcaldes siguen remodelando plazas y avenidas con esculturas que dan pena, no parecen ver la necesidad de tomar cartas en el asunto, No hay un estudio climatológico que apunte a tomar medidas para un problema que se ve, es inminente: las construcciones antiguas están sufriendo (nuestras muy apreciadas “casonas”), los sectores populares están totalmente desprotegidos, cientos de viviendas de precaria construcción han cedido por el agua y sus habitantes quedan en el abandono total, y toda la ciudad carece de un sistema de drenaje pluvial y mientras el clima sigue cambiando, seguimos haciendo lo mismo: nada.
Las viviendas más precarias son las que sufren más
Los noticieros dan cuenta de pobladores de un asentamiento humano en el distrito El Porvenir que instalaron sus precarias viviendas en una quebrada que en cualquier momento, con la acumulación de agua por las lluvias,  arrasa con ellos y sus pertenencias. Si eso no sucede, vivirán indefensos bajo su única defensa de la lluvia: cartones y algunos metros de plástico para cubrirse, lo que difícilmente los  protege, especialmente en temas de salud infantil. Y no es sólo un tema de humedad, y de que todo lo que poseen se moja una y otra vez, con constantes cambios de temperatura que terminan enfermando a los más pequeños y a los ancianos, sino que alrededor suyo se hay inundado los acopios de basura que se acumulan en terrenos abandonados, y que ahora ya no sólo apestan, sino que han aumentado su peligro sanitario exponencialmente.
En Florencia de Mora se inundó hasta la comisaría, que fue luego inspeccionada por el jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), quien dijo que están “coordinando las acciones de prevención a ejecutar”. El río Moche, habitualmente seco, o casi, tiene ahora un caudal de 100 metros cúbicos por segundo, y para declararse un nivel de riesgo debe superar los 130 metros cúbicos por segundo.
"Y ahora-diríamos como en El Chapulín Colorado-¿quién podrá defendernos?”

Recuerdo que años atrás en Trujillo sólo garuaba (garúa es una lluvia muy fina, ligera) que a la justas te dejaba algo de humedad en el rostro. Ahora cada vez que llueve lo hace por cinco o seis horas seguidas, y algunas avenidas se convierten en pequeños riachuelos rápidamente. En la sierra de La Libertad hay lluvias torrenciales  con tormenta eléctrica y granizo, y hasta hace muy poco Arequipa soportó días continuos de lluvias torrenciales que generaron inundaciones masivas que dejaron al menos seis muertos. La evaluación preliminar del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci)  indica  48.000 personas y 4.000 viviendas seriamente afectadas,  5,5 kilómetros de carreteras seriamente afectadas que deben ser reconstruidas con un presupuesto de 3 millones de soles, un puente fue seriamente dañado, además de presentarse problemas en el servicio de agua potable y el corte de fluido eléctrico en algunas zonas.

Ante eso, ¿qué pasa en el Mundo?
En España algunos estudiosos advierten que el Ártico ha perdido la mitad de la extensión de hielo estival que tenía hace 20 años. ¡LA MITAD! Como lo lee.  Una reunión de científicos de once países reunidos en Barcelona para una asamblea general del proyecto ACCESS (Cambio Climático en el Ártico  Economía y Sociedad) de la Unión Europea, da la noticia: “el Ártico está sufriendo un cambio climático que provoca que el hielo se funda a gran velocidad”, y afirma que en el 2012 se constató que la extensión de hielo en el verano fue la mitad de la que era hace 20 años en la misma época del año y que el hielo ha perdido un 75% de su volumen. Actualmente  la labor del proyecto es hacer un mapa de lo que está sucediendo actualmente en el Ártico para poder plantear alternativas, pero, más allá de lo que el mapa indique, sabemos que si los países grandes (y grandes me refiero a términos de contaminación), no hacen algo radical…. ¡nos vamos al agua!
El deshielo del ártico es un problema que se agudiza
En el Ártico, es conocido el drama de los osos polares, que viven en extensas masas de hielo flotante, en las cuales buscan pareja, o descansan en su búsqueda de comida, engordando para soportar el invierno en uno de los ambientes más inhóspitos del planeta, pero que hoy sufren pues su hábitat se está derritiendo bajo sus patas a causa del calentamiento global.  El problema incluye a las poblaciones de focas, principal fuente de alimento de los osos polares, quienes deben recorrer mayores distancias, con un mayor gasto energético y reduciendo su condición física, afectando, por tanto, a su reproducción. Este hecho es más grave en las hembras, que invierten mucho tiempo y energía durante la cría. Todo ello podría llevar a la extinción de la especie. Un problema ecológico que pareciera lejano a nuestras realidades, pero no lo es. Todos somos parte de la cadena ecológica.
Y si no le parece, entérese de que en nuestro lado del globo, Colombia da la alerta informando que en 30 años han perdido el 57% de su masa glaciar.  De acuerdo a la publicación del libro 'Glaciares de Colombia, más que montañas con hielo', del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), hace 163 años en Colombia existían 17 masas glaciares y hoy sólo sobreviven seis, pasando de tener 374 kilómetros cuadrados de superficies nevadas a sólo 45 kilómetros (84% menos), pérdida que se ha acelerado desde 1980.
La contaminación ambiental: el origen del problema
Y eso está sucediendo en todas partes. En nuestro país, Perú, de los 720 kilómetros cuadrados de glaciares que había en 1970, sólo quedan 510, pronosticándose que si continúa el deshielo los glaciares desaparecerán en unos 20 ó 30 años. De hecho, en Arequipa el tradicional volcán blanco, el Misti, ya no es blanco hace mucho, y cuando los turistas lo buscan con la mirada, se encuentran con un cerro como cualquier otro, pues no es más un “nevado”. La contaminación y el calentamiento global acabaron con él.
En África, el Kilimanjaro, perdió 80% de su superficie durante el siglo XX, y de seguir la tendencia, esta desaparecería entre el 2040 y el 2050.
Se necesitan una acción más ágil y decidida, de los gobiernos y de las grandes corporaciones transnacionales, que la verdad sea dicha, son las que toman las decisiones en este gran mundo globalizado ¿o no?
Una pequeña palmadita en la espalda
Acaban de anunciar que la corporación Walt Disney  compró 3,5 millones de dólares en bonos de carbono generados en el Bosque de Protección Alto Mayo, ubicado en la región de San Martín, en Perú, lo que es una excelente noticia.  Según la fuente, ese bono “es más caro que los disponibles en el mercado, porque ha sido generado en un área natural protegida, de uno de los cinco países más megadiversos del mundo”. Y eso es mucho mejor, y debiera ser imitado por otras organizaciones del primer mundo, para apoyar los proyectos de reducción de emisiones de carbono a través de la reforestación, en los que una tonelada de carbono capturada equivale a un bono, comercializado a través del mercado de bonos de carbono, de los cuales el Perú  ha validado 2,8 millones de bonos de carbono en el bosque de Alto Mayo, pero sólo se han vendido 500.000, siendo una zona en la que se encuentran1.277 especies de plantas, 44 especies de colibríes y 27 especies de aves endémicas, además de ser el hogar de 4.000 indígenas awajun.

¿Qué debemos hacer?
"Necesito más hielo, no más petróleo"
Según los estudiosos, el plan pasa inevitablemente por incentivar la inversión en energía renovable y ahí hay un gran tema económico que muchos no quieren dejar pasar. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden? Como siempre, es la lucha entre David y Goliat, sólo que Goliat no piensa en sus bisnietos, y David no encuentra cómo hacérselo entender.
Cierro este artículo con un texto maravilloso, de origen muy debatido.  Es considerado uno de los más preciados documentos ecologistas y data de 1855. Se dice que fue enviado por el jefe indio Seattle, de la tribu Suwamish y Duwamish , al presidente de los Estados Unidos,  Franklin Pierce,  en respuesta a la oferta de compra de las tierras de los Suwamish en el noroeste de los Estados Unidos, lo que ahora es el Estado de Washington. Conocida la relación de los indios con la Tierra, ésta es una declaración medioambiental no sólo hermosa sino rebosante de sabiduría. Sea su origen el que se supone  u otro, nada invalida la fuerza de su contenido.
 “El gran jefe de Washington ha mandado hacernos saber que quiere comprarnos las tierras junto con palabras de buena voluntad. Mucho agradecemos este detalle, porque bien conocemos la poca falta que le hace nuestra amistad. Queremos considerar el ofrecimiento, porque bien sabemos que si no lo hiciéramos podrían venir los rostros pálidos a arrebatarnos las tierras con armas de fuego.
 Pero, ¿cómo pueden comprar o vender el cielo o el color de la tierra? Esta idea nos resulta extraña. Ni el frescor del aire, ni el brillo del agua, son nuestros: ¿cómo podrían ser comprados?
 Tienen que saber que cada trozo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. La hoja verde, la playa arenosa, la niebla en el bosque, el amanecer entre los árboles, los pardos insectos.......son sagradas experiencias y memorias de mi pueblo. Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra cuando comienzan su viaje a través de las estrellas. Nuestros muertos, nunca se alejan de la tierra, que es la madre. Somos una parte de ella, y la flor perfumada, el ciervo, el caballo y el águila majestuosa, son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, pertenecen todos a la misma familia. Por eso, cuando el Gran Jefe de Washington, nos hace decir que quiere comprar las tierras, dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir confortablemente entre nosotros. Él se convertirá en nuestro padre y nosotros en sus hijos. Por ello consideramos su oferta de comprar nuestra tierra. No es fácil, ya que esta tierra es sagrada para nosotros. Es demasiado lo que pide.
 El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos, no es solamente agua, sino también representa la sangre de nuestros antepasados. Si os la vendiésemos, tendrían que recordar que son sagradas y enseñárselo así a sus hijos........También los ríos son nuestros hermanos, porque nos liberan de la sed, arrastran nuestras canoas y nos procuran los peces, y que cada reflejo en las claras aguas de los lagos, cuenta los sucesos y las memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua, es la voz de mi padre. Sí, Gran Jefe de Washington: los ríos son nuestros hermanos. Si vendemos esta tierra, tendrían que enseñarles a sus hijos, que también son hermanos suyos, y deben tratarlos con la misma dulzura con la que se trata a un hermano.
 Por supuesto que sabemos que el hombre blanco no entiende nuestra manera de ser. Tanto le da un trozo de tierra u otro, porque es como un extraño que llega de noche a sacar de la tierra todo lo que necesita. No la ve como su hermana, sino, como enemiga. Cuando ya la ha hecho suya, la desprecia y sigue caminando delante, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Tampoco le importa, tanto la tumba de sus padres, como el patrimonio de sus hijos. Trata a la tierra, su madre, y al firmamento, su hermano, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devora la tierra, dejando atrás un desierto.
 No lo puedo entender. Vuestras ciudades hieren los ojos del piel roja. Quizá sea porque somos salvajes y no podemos entender. No hay un solo sitio tranquilo en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar donde se pueda escuchar la primavera, el despliegue de las hojas o el rumor de las alas de un insecto. Quizás es que soy un salvaje y no comprendo bien las cosas. El ruido de la ciudad es un insulto para el oído. Y yo me pregunto: ¿qué clase de vida tiene el hombre que no es capaz de escuchar el grito solitario de la garza o la discusión nocturna de las ranas, en torno a una balsa?
 El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten el mismo aliento: la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira. Como un moribundo que agoniza durante muchos días, es insensible al hedor.
 Cuando el último piel roja haya desaparecido de esta tierra. Cuando no sea más que un recuerdo su sombra, como el de una nube que pasa por la pradera, entonces todavía estas riberas y estos bosques, estarán poblados por el espíritu de mi pueblo. Porque nosotros amamos este país, como ama el niño los latidos del corazón de su madre.
 Tengo vistos millares de búfalos pudriéndose abandonados en las praderas, muertos por el hombre blanco a tiros desde un tren en  marcha. No comprendo cómo una máquina humeante puede importar más que el búfalo.  ¿Qué puede ser el hombre sin los animales? Todas las cosas están ligadas.
 De una cosa estamos bien seguros: la tierra no pertenece al hombre. Es el hombre el que pertenece a la tierra. Todo va enlazado, como la sangre en una familia. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá al hombre.
También los hombres blancos se extinguirán, quizá antes que las demás tribus. El hombre no ha tejido la ley de la vida, pues es sólo uno de sus hijos, y está tentando a la desgracia si osa romper esa red. Si ensuciáis vuestro lecho, cualquier día moriréis sofocados por vuestros excrementos. Pero ustedes caminan hacia su destrucción, rodeados de gloria. Este designio es un misterio para nosotros, pues, no entendemos por qué se exterminan los búfalos, se doman los potros salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres, y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas, con cables parlantes.
¿Dónde está el bosque espeso?.....Despareció…
¿Dónde está el águila?.....Despareció.....
 Así se acaba la vida y comenzamos a sobrevivir tan sólo".


http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/ecologia/colombia-perdi-ms-de-la-mitad-de-los-glaciares_12625322-4
http://www.efeverde.com/contenidos/noticias/alertan-de-que-el-artico-ha-perdido-la-mitad-del-hielo-que-tenia-hace-20-anos
http://mexico.cnn.com/opinion/2013/01/25/opinion-por-que-el-2013-sera-el-ano-del-cambio-climatico-en-el-mundo
http://rebuscandoelnorte.blogspot.com/2012/03/pueden-los-osos-polares-sobrevivir-sin.html
http://www.biociudades.com/index.php?option=com_content&view=article&id=188:formato-noticia-imagen-cuadrada&catid=4:noticias&Itemid=22
http://diariocorreo.pe/ultimas/noticias/EPENSA-067768/trujillo-lluvias-afectaron-a-mil-viviendas-en-moche
http://www.efeverde.com/contenidos/noticias/disney-ha-comprado-bonos-de-carbono-en-la-selva-de-peru
http://www.rpp.com.pe/2013-03-19-familias-en-extrema-pobreza-las-mas-afectadas-con-lluvias-en-trujillo-noticia_577598.html
http://www.rpp.com.pe/2013-03-19-trujillo-doscientas-familias-en-riesgo-por-lluvias-en-el-porvenir-noticia_577494.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Jefe_Seattle

1 comentario:

  1. Super interesante este post, me encanta, hacer conciencia es importante: no dejar cargando el celular toda la noche, separar la basura para que las botellas y otros sean tomados por los recicladores, no dejar el agua correr mientras nos lavamos los dientes y la ducha cuando nos bañamos. Creo que con eso pequeño cambiaremos el mundo poco a poco.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son valiosos.
¡Comparte tus ideas con nosotros!