5 de mayo de 2013

Javier Diez Canseco, descansa en paz


Lo que se conocía de rumores y comentarios en voz baja, se hizo realidad ineludible. Javier Diez Canseco
Cisneros, la “oveja negra” de la política peruana, porque no entraba en componendas, ni cedía en sus principios, y porque sin perder su inquebrantable voluntad democrática jamás desistió de sus lucha por la justicia y el derecho de los menos favorecidos, ya no está más.   El cáncer ganó la partida y me pregunto… ahora… ¿alguien podrá ocupar su lugar?
Creo que algo así es muy difícil. Javier tuvo una entereza política y personal, de las que no se ven con frecuencia, y cuyo último reto fue afrontar su enfermedad con la valentía, consistencia y transparencia con que lo hizo.  Y también con amor, porque aunque esa faceta de su vida no es muy conocida, era un hombre tierno y entrañable, de lo que dan fe sus familiares, amigos, mucha gente humilde por la que trabajó y a la que dedicó su vida, como luchador de izquierda, socialista que le dicen, pero sobre todo como ser humano de una pieza. Amor por la vida, amor por el Perú.
La República cita a César Hildebrandt, otro terco de convicciones, que hace poco decía: “Poco a poco, Javier Diez Canseco se está yendo. No es pena lo que siento. Es rabia. (...) Las últimas apariciones públicas de este hombre mayúsculo tuvieron que ser destinadas a defenderse de las acusaciones vertidas por lo peor de la prensa derechista. Y el Congreso, donde la sífilis del fujimorismo sigue circulando, se atrevió a sancionarlo con 90 días de separación”. Lo que para muchos sería una vergüenza, en Javier lo considero una medalla más a su integridad, a su gran valor, a su infinita capacidad de resistir las ofensa y las calumnias, sin volverse ofensivo ni calumniador.
La familia ha decidido que su féretro no sea llevado al  Congreso para recibir el homenaje del caso, y creo es correcto, él no hubiese permitido algo distinto, habiendo sido una sanción injusta a todas luces la última acción del ente legislativo hacia él, sólo avalada por los sucios amarres políticos que se dan y se darán siempre, entre la gente mezquina, incapaz. Coherencia hasta el final.
Mucho ya se publica y seguirá siendo así, pues un hombre de su talla lo amerita.  Dejo algunos enlaces que podrán mostrar lo que fue su vida, mejor que yo.
Descansa, Javier, por primera vez.


http://www.larepublica.pe/tag/javier-diez-canseco
http://www.rpp.com.pe/javier-diez-canseco-perfil-noticia_591764.html
http://www.rpp.com.pe/2013-05-05-conozca-los-libros-que-publico-javier-diez-canseco-noticia_591784.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son valiosos.
¡Comparte tus ideas con nosotros!