6 de febrero de 2011

¿Dónde está la felicidad?

Después de haber dejado un trabajo que amaba, pero que dejó de ser estimulante, aunque económicamente era bueno, pasé a uno espectacularmente estresante, aunque me daba muchas satisfacciones. El trabajo era bueno pero mi stress se elevó muchísimo, y mi vida se volvió algo  muy angustiante. Ese cambio me permitió analizar mi decisión anterior y ver que había sobrevalorado la necesidad de autorealización, pues cuando el stress domina tu vida, te hace valorar la calma y la quietud. Pero cuando el dinero falta todo parece menos importante.   
Dejé el stress y hoy trato de  mantenerme con una actividad independiente,  de la que ya no espero placer ni disfrute sino sólo un ingreso sostenido y suficiente, sin embargo tiene una relativa cuota de tensión y aún aporta sólo una pobre recompensa material. De hecho nace una reflexión que me lleva a la pregunta: ¿Qué debe hacerme feliz?
Muchas personas realizan diversas labores sin que su realización personal se vea comprometida, sólo es un modo de ganarse la vida, y su disfrute personal es ajeno a ello, sin embargo eso parece no poder sucederme a mí. ¿Es así para todo el mundo? El tener a mi familia sana, creciendo a mi lado, sería suficiente para muchos, pero parece que no me alcanza. ¿Existe una pastilla para que eso cambie? 
En escritos que abundan, tanto en libros como en la red, se motiva a la gente a luchar por  “sentirse realizada” haciendo lo que a uno le gusta y con la obligación de perseguir sus sueños contra todo y todos. Sin embargo pareciera un privilegio reservado a unos pocos, como una casa con piscina. A veces me parece que la tan promocionada “autorealización” es sólo una utopía, una ilusión, de la que sólo hablan actores famosos, artistas, científicos ilustres y uno que otro fanático del trabajo que termina dueño de un emporio. ¿Es así? ¿Es correcto aspirar a desarrollar una actividad no sólo porque me provea de alimento sino porque justifique mi vida o mi forma de ser o sentir?  
¿Es la felicidad la autorealización, sea ella lo que  cada quien supone que debe ser?
Se supone que poder realizar una actividad lo más cercana posible a nuestros gustos, aspiraciones y capacidades es un medio de realización, pues nos ayuda a caminar hacia la superación y, en última instancia, hacia la trascendencia. Sin embargo también está la parte material, y no siempre ambas cosas vienen juntas. Tal vez en sociedades desarrolladas se pueda tener un empleo sencillo y poder sentirse bien y tener la capacidad de dar de comer a tus hijos y mantener tu hogar, pero no es así en todas partes. ¿Eso es todo? ¿Un tema de primer y tercer mundo?
Tal vez todo esto no es más que una búsqueda sin fin de algo que no existe, de un engaño de grupos de poder, para ilusionarnos con un sentido que no existe pero nos permite seguir avanzando.
Sigo en el vacío, sin entender, sin lograr nada, como si al haber visto la punta del iceberg se hubiera roto la ilusión y todo se desintegrara ante mis ojos. Sólo sigo avanzando en la vida y... cada vez entiendo menos. 

2 comentarios:

  1. Yo también avanzo a ciegas por la vida, buscando la realización y la felicidad que se supone que la primera va a traerme, sin saber qué es realmente lo que deseo y lo que me hace feliz. Algunas personas pensamos que estamos llamados a hacer algo especial, pero tal vez la felicidad sólo consista en encontrar paz interior y serenidad y todo lo demás sean utopías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu sentir, pero creo que tienes la clave cuando dices: "saber qué es realmente lo que deseo y lo que me hace feliz"... creo que de eso se trata, de averiguar qué queremos, qué nos hace sentirnos realizado, felices, qué buscamos en realidad, y no dejarnos engañar por los cantos de sirena de nuestro EGO, siempre hambriento de reconocimiento, empujándonos a tomar decisiones que a plargo plazo nos traen desdicha porque no salieron de nuestro ser, sino de ese mal remedo de nuestro Yo, que sólo busca sentirse halagado.
      Ojo con el EGO (es terible!!!) porque es sutil, casi invisible, pero si no nos damos cuenta interviene en muchos momentos y nunca nos ayuda a tomar buenas decisiones o a encontrar la verdad...
      Desde que escribí esta entrada he avanzado un poco en este aspecto y me siento menos confundida y un poco más determinada. Espero tus comentarios para seguir la búsqueda...

      Eliminar

Todos los comentarios son valiosos.
¡Comparte tus ideas con nosotros!