19 de septiembre de 2012

Mejor nos quedamos como estamos

Hace algunas semanas que no he posteado en este blog,  y más allá de los motivos que me alejaron, desde un viaje hasta una convalecencia en cama,  hoy  pensaba desarrollar un tema sobre la madurez del individuo y las etapas de la vida, pero voy a desarrollar una propuesta  diferente, gracias a la interferencia de las redes sociales, que, como es habitual, nos atiborran de tonterías que nos quitan el tiempo y a cambio sólo nos dejan trivialidades de las que conversar.
En esta ocasión una que me interesa de modo inmediato, y uso el término tanto en lo que se refiere a proximidad física como temporal, es el tema del próximo cataclismo que, según  unas señoras rusas, Dr Victoria Popova,  Sc, Ph.D. profesora y Lidia Andrianova, Ph.D. vivirá nuestro país, el Perú, el 21 de setiembre, es decir, en un par de días (http://www.elgonzi.com/2012/03/rusas-predicen-terremoto-en-peru-el-21.html?m=1).
El tema ha sido publicado con bastante anticipación, y se encuentra en la red desde el año pasado, basado en una serie de conocimientos multidisciplinarios (no sé si el término sirva para una variedad tan pero taaaaaannnnnn amplia), y se dicen respaldado por el Congreso Internacional de Ovnilogía, realizado en Capilla del Monte, Argentina. Las mujeres se consideran científicas ya que sus saberes van desde la ufología (o estudio de OVNIS, UFO en inglés) hasta la arqueología, pasando por la física y la química y de seguro un poco de ciencias ocultas, ya que dicen estar manifestando el resultado de estudios realizados gracias a  códigos escritos por civilizaciones extraterrestres (CET) en los círculos de piedra en Stonehengeo, Machu Picchu, Chavín de Huantar, las Líneas de Nazca, la pirámide de Chichén-Itzá (México) la Isla de Pascua (Chile), entre otros. ¡Les faltó sólo Chan Chan, las pirámides de Egipto y la Torre Eiffel!).
Es interesante la difusión tan variada que se le da a estos temas, no sé si por temor o por aquello de no querer quedar uno como imbécil al momento en que sí suceda y uno no lo creyó posible (junto con el 99.99% de la humanidad). Lo interesante de esto es que, según creo, el hecho que se pronostica es posible, a no dudarlo, y...claro que podría también no serlo. Es decir, un terremoto de proporciones está a las puertas del Perú, por un tema estadístico, está ya declarado así, lo que NO significa que se pueda dar fecha precisa para el acontecimiento, por lo tanto es un tema de probabilidad, y ahí es donde ya las cosas comienzan a aclararse a para algunos... aunque no para todos.
Yo realmente me he quedado impresionada con todo el rollo que han soltado las buenas matronas  que se autodenominan científicas, y que se mandan a hablar del magnetismo de la tierra y la unificación de la conciencia humana como quien habla de arroz con leche y su chorrito de vainilla, sustentando sus predicciones en el hecho de que son requisitos para que nuestra especie pueda “ascender” al nivel siguiente. Como quien dice, conseguir su estrellita en la frente y pasar a lo que sigue. La verdad a mí me parece que no vale la pena salir promocionados, pues con esta metodología de aprendizaje, mejor nos quedamos en el kindergarden ¿no? 
Esto del siguiente nivel es interesante, y no niego que la superación constante es un ideal muy altruista, pero esta modalidad de "borrón y cuenta nueva" no me parece muy adecuada. ¿Y si en el proceso al cataclismo se le va la mano y se acaban los estudiantes? No sería muy pedagógico que digamos... Yo creo que mejor nos quedamos como estamos y ya. ¿Usted qué dice?
No, no bastaba el tema del calendario de los Maya, que ha sido malinterpretado pero que, bien estudiado tienen algunos aspectos interesantes que dan material a mucha investigación, sino que ahora se trata de una especie de geología cósmica con conciencia supraestelar de la mano de estas traductoras de las voces extraterrestres. La verdad, creo que ni Jean Luc Pickard se las vio con semejante mensajeras en ningún capítulo de "Viaje a las Estrellas" (Star Trek). 
Bueno, pensé escribir sobre el asunto en sí, analizando lo risible de las teorías, sobre la forma evidente como los medios  procesan los textos para que parezcan confiables cuando son más absurdos que un círculo cuadrado,  sobre qué personas pueden llegar a creer tonterías como ésas, pero finalmente decidí no hacerlo, y  no lo haré por tres motivos:

    1. No importa lo mucho que se diga, no hay peor sordo que el que no quiere oír, y la razón resulta siendo un bien de poca demanda para gente que sólo se mueve por emociones y de las más precarias (el miedo es siempre poderoso). No hay argumentos que valgan para quienes siempre aceptan lo que los asusta.
    
      2. Faltando tan poco para confirmar la veracidad de las “predicciones”, no tiene mucho sentido gastar mi tiempo y energía en vano. esperar y pasar al 23 de setiembre es más práctico.
    
      3. Si acaso las señoras rusas aciertan, ni usted ni yo tendremos ya que preocuparnos de nuestras cotidianas sandeces, pues la tierra habrá sido devastada, estaremos en ruinas, nadie estará leyendo por internet  y este blog,  su autora y hasta su  interés por sus comentarios…. habrá pasado a la historia. En cualquier caso, no hay mucho que hacer ¿verdad?

¡Nos vemos el 22!


Mayor información:

2 comentarios:

  1. Las únicas predicciones a las cuales les doy crédito fueron a las del finado "Pulpo Paul", quien acertó en casi todos los partidos del mundial de Sudáfrica 2010. Después de eso, no creo ni en Nostradamus, ni en los Mayas, ni en Popova y últimamente ni en José Mourinho que lleva 4 partidos sin ganar en la liga española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buena! jajajajajaja... Sí, pues, el caso está para ponernos excépticos ¿verdad? Tanto loco suelto y tanto fanfarrón queriendo engañar a medio mundo (¿con qué objetivo? No lo sé, pero alguno tendrán.. ¿notoriedad? ¿plataforma publicitaria?). Estas señoras rusas se traen lo suyo!!

      Sin embargo debo confesarte que muy dentro guardo un resquicio de confianza en algunas cosas que no conocemos... Como decía Shakespeare: "Hay más cosas entre el cielo y la tierra, Horacio, de las que sospecha tu filosofía". Entre ellas creo que hay quienes ven el tiempo y el espacio de otra forma, y lo que algunos consideran "predicciones" no son sino visualizaciones de la realidad de una forma diferente... Creo que algo así podría explicar muchos eventos demostrados de videntes, incluyendo a Nostradamus o a Julio Verne, sin embargo, el quid del asunto está en cómo se interpreta lo que ven... y si ¡realmente lo ven!

      Bueno, el 22 podremos ampliar el comentario. ¿Te parece?

      Eliminar

Todos los comentarios son valiosos.
¡Comparte tus ideas con nosotros!